Nicolas Amboage

Asistente Técnico Veterinario, Santiago de Compostela

En el medio de mis estudios como assistente técnico veterinario me tuve que mudar de Málaga a Santiago por el trabajo de mi padre. La verdad es que pensé que me pondrían mil pegas y que terminaria perdiendo parte del dinero (o todo), pero nada más lejos de la realidad: me dijeron quye no pasaba nada y que todo lo que necesitara me lo podrían resolver en el centro que tienen allí, por lo que pude continuar mis estudios sin problemas. Centro muy recomendable.

Compartir
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en